27 de jun. de 2008

FICHA TECNICA

Dirección: Roberto Benigni
Protagonistas:
Roberto Benigni
Nicoletta Braschi
Giustino Durano
Sergio Bini
Marisa Paredes
Horst Buchholz
Lidia Alfonsi
Guión:
Roberto Benigni
Dirección de fotografía:
Tonino Delli Colli
Nacionalidad:
Italia (1997)
Duración:
115 minutos

Premio especial del jurado Festival de Cannes
Candidata a 7 Oscar en 1998

5 comentarios:

La Vida es Bella dijo...

Esta película es conmovedora de principio a fin. Sentí como propia cada frustración del protagonista y quería ayudarlo a lograr sus fines. Es admirable como su magia personal logra convertir el horror de la guerra en una experiencia bonita para su pequeño hijo. La maravillosa personalidad que tiene Guido lo ayuda a superar todas las pruebas que le pone la vida y siempre con una actitud optimista y bondadosa, él busca la manera de enseñarle a Josué que a pesar de todo: la vida es y siempre será bella.
Esperanza Bátory Rosell

La Vida es Bella dijo...

En esta película podemos ver la genialidad de su director y principal personaje, en la excelente manera en la que Benigni pudo enfocarse para hablar de tragedias universales. Que aún después de tantos años hieren las susceptibilidades de muchas personas, tragedias como el holocausto de los Nazis, conjuntamente con sentimientos tan puros, como puede ser el amor de los padres por sus hijos.
Y es con esta habilidad, propia de Benigni, que al juntar estos dos temas (el amor por los hijos, y un holocausto) nos pudo hacer reír y llorar al mismo tiempo, con un intermedio, de alguna forma surrealista, donde conjuntamente con Josue, todos los espectadores somos transportados a un juego, donde junto con Josue, también queremos ganar el tanque.
Pero, de alguna manera, nos adentramos en el juego, con la esperanza secreta de querer que Josue consiga el tanque, porque esto sirve como metáfora, de que mientras más éste se aferre al juego, tendrá más oportunidades para sobrevivir dentro del campo de concentración.
Esta película nos quiere relatar lo vivido por las familias judías en los días del Holocausto, donde podemos ver, las cruentas maldades de las que somos capaces los seres humanos, cuando los seres más racionales de la creación, se convierten en los animales más irracionales que podríamos alguna vez ver.
Con el último sacrificio de Guido, tenemos la magnífica oportunidad de ser testigos del amor, más puro, inocente, y sobre todo desinteresado. Un amor que cada vez, se hace muy difícil encontrarlo alrededor nuestro, y quizá, sea solo en películas como ésta, donde podamos ver el sacrificio y entrega del que en el fondo todos los seres humanos somos capaces, al fin y al cabo.
CHRISTIAN DIAZ ALVA

La Vida es Bella dijo...

“La vida es bella”, me pareció una película fuera de lo común. Pues muestra cómo podemos trasformar lo más triste en algo gracioso, el llanto en risas.

Pienso que el papel de protagonista es muy creativo ya que en los momentos más trágicos de la película este puede robarle la sonrisa a su hijo haciéndole creer que todo lo que sucedía en ese momento era un juego, (que el niño que se portara mejor se llevaría un premio) , cuando la realidad era otra. El sabía que, en cualquier momento, podría morir cualquiera de los dos (por el racismo por parte de los nazis). Me gusto mucho el fin pues deja un mensaje para cada uno de nosotros: que después de superar tantas dificultades todos podemos encontrar la felicidad.
LUZ ESTEFANY FLORES GUILLEN

La Vida es Bella dijo...

La vida es bella es una película que ha conseguido romper moldes. Con dos partes claramente diferenciadas y opuestas una romántica y otra totalmente dramática, Benigni explota magistralmente el sentimiento, consiguiendo embaucar al espectador y hacerlo partícipe de la penas y alegrías de los protagonistas. El director italiano es un genio capaz de convertir lo más triste en algo gracioso, de arrancar una sonrisa, de hacer llorar y lo que es aún más difícil, hacer reír...


Es gratificante que por fin se reconozcan los méritos del cine europeo que, por otro lado, no tiene nada que envidiar a las super producciones norteamericanas. Este es un claro ejemplo de que los europeos suplen la falta de dinero con una asombrosa calidad.

CLAUDIA RODRIGUEZ ESPINO

Diego Izaguirre dijo...

La pelícua La vita è bella para mi es una de mis favoritas, ya que podemos rescatar la gran actuación de Roberto (Guido) y su astucia al transformar una guerra en un juego para su hijo Josue.
Esta película es basada en la segunda guerra mundial y se ve todo lo que ocurría en los campos de concentración alemanes.
Al final de todo esto el niño Josue logra salir libre debido a que gano el juego que consistía en llegar al tanque.
Realmente les digo que esta película es una de las mejores que e visto en estos tiempos, se las recomiendo que la vuelvan a ver vale la pena.